La sombra del Brexit en la Suprema Corte británica: Boris Johnson y la prórroga del Parlamento

 

Este texto explica por qué la sentencia pronunciada, el pasado 24 de septiembre, por la Suprema Corte británica (Cherry/Miller 2; [2019] UKSC 41) es tan importante para la Constitución del Reino Unido y, a su vez, tan dañina para el primer ministro, Boris Johnson.

La queja que examinaron los ministros cuestionaba la constitucionalidad (lawfulness) de la reciente prórroga del Parlamento (del 9 de septiembre  al 14 de octubre de 2019).[1] Los quejosos argumentaban que las acciones de Johnson iban en contra de la Constitución. En su opinión, prorrogar el Parlamento impedía a los legisladores realizar sus principales funciones: legislar y supervisar los actos del gobierno. Y, a su vez, alegaron que el gobierno quería cerrar el Parlamento para frenar sus debates sobre el Brexit y, en este sentido, para obstaculizar el trabajo de las comisiones.

Vale subrayar, en este contexto, que la prórroga del Parlamento es una facultad ejecutiva exclusiva. Pertenece, por lo tanto, a la Corona. Es decir, para prorrogar el Parlamento, Johnson requería el permiso de la Reina. Los quejosos alegaron, entonces, que Johnson obtuvo el permiso de la Reina con argumentos falsos; es decir, que mintió. El argumento del gobierno, en este sentido, es que cerraba el Parlamento para dar paso a la apertura de una nueva sesión parlamentaria, un acto que inaugura siempre la Reina con un discurso que explica los planes legislativos del gobierno en turno…..

Este texto fue publicado el 25 de septiembre de 2019 en Derecho en acción, el blog de la División de Estudios Jurídicos del CIDE. Para leer la versión completa, haga click en el siguiente vínculo:

http://derechoenaccion.cide.edu/la-sombra-del-brexit-en-la-suprema-corte-britanica-boris-johnson-y-la-prorroga-del-parlamento/

 

Esta entrada fue publicada en Derecho en acción, Historia constitucional, Historia política, Politics y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.